Perú con una gafe (IV) Arequiiiiiipaaaaaa

La estación de buses de arequipa o Terrapuerto es la única de todo el Perú en la que no se escucha el típico cantico de Arequipa, Arequipa, Arequipa, Arequipa, Arequipa, Arequiiiiipaaaaaa. Aquí pasamos un par de días más bien relajados para tomar fuerzas y enfrentarnos al cañon del colca y la belleza del vuelo del ¡KUNTUR!.

(Siempre que veais la palabra Kuntur o Condor debéis pensar que está pronunciada tal y como aparece en el video del capitulo anterior)

Seguis teniendo la suerte de tener dos versiones de todo lo ocurrido. Como simpre yo escribo en negro y la gafe de confianza en azul.

La ciudad blanca

Arequipa, la ciudad blanca, se parece mucho a Sevilla. Tanto que paseando por algunas de sus calles he tenido la sensación de que estaba de camino de visitar a mis tias. No soy la única que opina así, Vargas Llosa, su hijo pródigo, también dice lo mismo. Aunque los edificios se parezcan le rodean unos volcanes impoenetes que ni de coña se ven en su “gemela” española.

IMG_20170421_151448898Llegamos en Autobús cama, y nada más pisarla se me descubrió una ciudad tranquila, acogedora y con un ambiente que te anima al relax y la cultura. Ciudad moderna, de edificios de planta baja de colores claros, y rodeada de increíbles montañas/volcanes, que pareciese que la protegiesen. Pudimos disfrutar de buena comida y buena gente. Entre los que destacaría Cuy, (Figura 1) en Europa mucha gente tiene a este animal como mascota, yo después de haberlo probado no puedo mirar con los mismo ojos a esta delicia.

En esta ciudad nos dedicamos a descansar y a cuidarnos. Tiene un mercado estupendo donde venden de todo, destacaría las ubres de vaca, que por lo visto se comen empanadas. No nos atrevimos tanto, básicamente por no saber como cocianarlas. Solo nos tomamos unos juguitos. Aquí los jugos llevan todas las frutas del mundo, y si te ambientas hasta te echan una rana cruda.

Comiendo como señoras

IMG_20170422_194614327En esta ciudad además nos dimos a la vida pija yendo a dos restaurantes de postín. El primero fue Zingaro, una recomendación de un guía de Atacama que me recomendó este lugar para probar la carne de llamo. Ya que estábamos en la búsqueda de nuevas especies culinarias nos atrevimos con el Cuy. El llamo está muy rico y muy tierno. Se parece basicamnte a la ternera. El Cuy no es apto para la gente sensible. Te plantifican un conejillo de indias entero en el plato, con sus orejitas y sus dientecillos (Figura 1). Estaba muy bueno y el sabor es muy peculiar, no podría decir a que se parece, estaba muy crujientito por fuera y delicioso.

Al segundo sitio que fuimos fue Chicha. Este sitio, que se puede encontrar en otras ciudades como Cuzco, es del mismo cocinero de Astrid y Gastón, qwue no solo tiene restaurantes en Lima y en Madrid, sino que además le han dado unas estrellas Michelin (más de una pero no sé cuántas). Chicha es una versión más barata. Después de haber probado los platos en su representación más clásica está gracioso ver otra forma de cocinarlos. Para abrir boca nos pedimos unos cocteles estupendos (Figura 2), de lo mejor de la comida. Luego destacaría el cuy pequines, aunque su versión de toda la vida (chactado) no tiene nada que envidiarle. Lo demás estaba bien pero tampoco era una explosión de sabores y sentidos en tu boca.

Arequipa también es la ciudad natal del premio nobel Vargas Llosa. Despues de visitar la ciudad ya entiendo de donde le viene la inspiración a este hombre. Arequipa tiene un no sé qué que que sé yo.

El cañon del colca, ese paseito…

IMG_20170423_090227803Asi de repuestitas nos levantamos a las 3 de la mañana para ver a los Kunturs. Son unos bichos muy grandes (Figura 3) que vuelan con mucha majestuosidad, merece mucho deleitarse con su vuelo. Tras este espectáculo vespertino un bus no dejó en Cabanaconde, allí emprendimos una caminata por nuestra cuenta para descubrir el cañon del colca.

Desde nos fuimos al Cañón del Colca, lugar donde pudimos ver a los increíbles Cóndores volar y disfrutar-sufrir, un trekking de dos días por el cañón. El cañon es uno de los más profundos de America, y creedme que esto se nota al moverte por allí. Cualquier peso extra, incluso agua, te hacían sentir como Frodo cargando con el anillo, sabes que es necesario, pero una mala leche se apodera de tu cuerpo y en tu cabeza circula la idea de: lo tiro a tomar por culo.

IMG_20170423_104016446

El cañon del colca es el segundo cañon mas profundo de las americas. Nosotras tan pichis nos lo bajamos y al dia siguiente nos lo subimos. En general la gente hace este viaje de forma organizada, no es necesario. Lo normal es que de Cabanaconde se baje hacia San Juan de Chucho, luego se vaya al oasis de Sangale (Figura 4) y luego se suba otra vez hacia Cabanaconde. Nosotras hicimos el camino al revés. La cuesta entre Cabanaconde y el Oasis es mucho mas empinada.

Durante varios moemntos de esta caminata pensamos que íbamos a morir (Figura 5) y que no íbamos a ser capaces de hacerlo. Entre oras cosas por la solana que nos iba dando en todo momento. Pero como unas campeonas conseguimos llegas hasta San Juan donde hicmos noche en La Gloria, un sitio 100% recomendable, barato y con una comida muy rica.

IMG_20170423_153134300Al dia siguiente salimos de ese cañon por el lado menos empinado, que también quitaba el aliento (Figura 6).

Nosotras decidimos pasar dos dias de ruta pero si te apetece te puedes perder por estos parajes mucho más tiempo, es relativamente fácil encontrar alojamiento y comida en las poquillas aldeas que te cruzas. Así que si decides hacerlo intenta cargar con el mínimo peso posible.

El ataque del alacrán

La vuelta del Cañon utilizando transportes públicos fue tranquila y sin incidentes. Si no contamos con un pequeño ataque animal a mitad de camino. Estabamos Mer y yo sentadas en el bus esperando a que acabase una parada a mitad de camino. Al coger mi chaqueta veo que por ella se está paseando un pequeño bicho con aguijon al que conocemos como Alacran.

Pegué un grito que me escucharon hasta en España mientras Mer se reía a carcajada limpia de mi, por mi fobia a los bichos. Cambió su expresión, cuando los lugareños sentados alrededor nuestra empezaron a gritar también. Imaginaos, si la gente de campo empieza gritar, puede que ese bicho sea un poco peligroso (modo ironico ON). El final de la historia fue Mer luchando a muerte contra el Alacrán para que se bajase del bus porque no había pagado billete mientras los lugareños jadeaban a grito pelao: MATALO, MATALO.

IMG_20170424_101023666

Figura 6. Felices y contentas por haber superado tan dura prueba

La historia la cabo aquí , así no ofendemos a ningún colectivo, ni pro ni contra animalistas.

Luego nos contaron que encontrarte así a estos escorpiones significa qeu vas a tener una noticia. Si es blanco la noticia será buena, ni es negro mala. Menos mal que nuestro visitante era blanco.

Ya de vuelta a Arequipa, duchazo rápido en el Hostal, recogida de mochilas y pa el bús. DEspues de meditarlo y de la paliza que teníamos en el cuerpo, decidimos irnos para Islas ballestas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *