Recomendaciones de viaje: Nueva Zelanda.

El destino más alejado al que podrás llegar desde España sin salirte de la tierra. Las antípodas son un país muy alucinante, dentro de mi TOP 3 de este viaje. Destaca sin duda su naturaleza y sus paisajes. Si has conseguido reunir el dinero necesario para visitar este país estas son mis recomendaciones.

Nueva Zelanda es un país de un tamaño manejable en el que si tienes tiempo suficiente podrás visitar “entero”. Yo pasé 6 semanas en este país. A la entrada te pueden preguntar por un billete de salida así que mi tiempo de estancia fue inamovible. De estas 6 semanas pasé 3 en cada isla.

Mi recorrido

IMG_20170215_182150429Llegué a Queenstown donde organicé mi viaje. Descubrí que era más barato alquilar un coche en Christchurch así que allí que me fui haciendo autoestop. Ya con mi ranchera recorrí Christchurch, los lagos Tekapo y Pukaki. Desde allí me acerqué al Monte Cook y donde descubrí mi primer glaciar, el Hooker.

Me dirigí hacia Dunedin descubriendo la región de las minas de oro en Saint Bathans. Tras virsitar Dunedin y descubrir la fauna de la península de Otago recorrí la Southern Scenic Route. En esta carretera encontré focas, pingüinos y playas de ensueño. Llegué hasta Fiordland donde me esperaban un paseo en barco por el fiordo de Milford Sound, los gusanos bioluminescentes en Te Anau, y alguna que otra caminata.

Volví hacia Queenstown, sin detenerme en esta ocasión y continuando mi ruta hacia Wanaka. Además de disfrutar del lago visité mi segundo glaciar, el Rob Roy. Mi camino continuó hacia la costa Oeste. En este lugar mi visita a los glaciares fue de alto standing. Un helicóptero me dejó sobre el glaciar de Franz Josef, en el que me pasee con mis crampones en los pies. Me desvié de la costa para adentrarme en la parte central de la isla, Arthur Pass. Volví sobre mis pasos para continuar mi recorrido por la costa Oeste y maravillarme con sus acantilados selváticos.

Como guinda para isla sur hice una caminata por el parque natural de Abel
Tasman antes de poner rumbo a Picton, desde donde salen los Ferries para cruzar a la isla norte. Increible el paisaje desde el barco.

IMG_20170220_112943511
Nada más poner un pie en la isla norte fui rápidamente a Palmerston North, donde me esperaban Ruth y Antero. Disfrutamos de la vida cultural de Palmy y visitamos el parque natural de Egmont, los acantilados de las 3 hermanas, paisajes de la comarca y de la república independiente de Whangamomona.

Volvimos a Palmy y ya en soledad visité la capital kiwi, Wellington. Fui a Bay of Horses y en Napier viajé a los años 30. Intenté visitar Tongariro, pero un temporal me lo impidió así que me contenté con remojarme en agua caliente en Taupo y Rotoura. Continué con mis carreteras costeras, en este caso por la costa norte. Disfruté de las rayas en Cathedral Cave, de los delfines y los pingüinos en bay of islands y de la arena en las dunas del cabo de reinga.

Por ultimo antes de partir de este país disfruté Auckland, la ciudad mas importante de Nueva Zelanda.

Recomiendo

Sin duda los paisajes, sobre todo de la isla Sur. Nomal que hayan sido escenario de tanta película.

IMG_20170218_211919146Las caminatas. Me he quedado con las ganas de hacer alguna de varios días. El problema es que hay que organizarlas con antelación. Destacaria la de Milford Sound o la de Abel Tasman por la playa, pero hay muchísimas más de las que podrías informarte antes de emprender tú viaje.

El contraste absoluto que hay entre la isla norte y la sur. Nadie diría que son el mismo país y que están tan cerca.

La gente. Si en Australia y en Tasmania eran buena gente lo de Nueva Zelanda ya es impresionante. Todo el mundo está por agradar y quiere conocerte. Son infinitamente amables.

Andar sobre un glaciar. Es toda una experiencia.

Los lugares de acampada.

No he podido verlos pero sin duda me hubiera gustado mucho ver los lagos de colores en Tongariro y en Rotoura.

No me han gustado

LIMG_20170208_205528892as ciudades, en general son feas, incluso las que te dicen que son bonitas son feas. Se libran Auckland porque es grande e interesante y Wellintong, que sí que es más mona.

El poco acceso que he tenido a las duchas. En 6 semanas creo que me he duchado unas 10 veces. Muy asquerosito.

El precio. Es un país muy muy caro. Donde más dinero me he gastado en todo este viaje.

Como Moverte

IMG_20170313_121457437Si volviera a este país sin duda mi medio de trasporte sería el autoestop. Es muy muy fácil y seguro llevar a cabo esta práctica. El tiempo de espera puede ser de 10 segundos a, como muchísimo, algo cercano una hora.

Los buses son muy caros y la alternativa que hay de buse
s hop on/hop off no es tan buena como en Australia, ya que solo te permiten el recorrido de norte a sur y no al revés.

Relocation, ese gran invento que ya expliqué aquí.

IMG_20170219_173547667_HDRAlquilar y comprar un coche. Sin duda mucho mejor si puede ser uno en donde puedas dormir y disfrutar de todos los free campings. Yo opté por alquilar porque no tena mucho margen de fechas para vender el coche pero he conocido a muchísima gente que lo ha comprado por lo que tiene que ser bastante fácil. Alquilé el coche con Scotish Rental. Es barato, pero también son unos chanchulleros, no lo recomiendo mucho.

Bicicleta. Hay mucha gente, con una gran fuerza de voluntad y muy en forma, que recorren las numerosas rutas para bicicleta que hay en este país. Yo viendo las cuestas que hay no sé si podría, eso sí tiene que ser preciosisismo.

Maldito Parné

Nueva Zelanda es el país más caro que he visitado en este viaje. Es un poco mas caro que Australia, y hay que tener en cuenta que si vienes con una Working Holiday Visa (muy recomendable) aquí se cobra menos que en Australia.

Por lo visto pedir la este visado es como comprar una entrada para los rollings stones o reservarse confocal en el CBM. Un día se abre la convocatoria y tienes que ponerte como un loco a refrescar la página para solicitarla y se la llevan los primeros que lo consigan.

IMG_20170213_084558240_HDRSi vas como un turista normal y corriente lleva una cartera bien abultada. No solo es que las cosas normales sean caras, como el alojamiento o la comida, sino que además hay muchas cosas muy apetecibles de hacer y que son caras. Como rafting en las cuevas de Waitomo con los gusanos bioluminescentes, puenting en el primer sitio del mundo donde se hizo puenting, miles de deportes de aventura que no se como se llaman como el que te salen chorros de agua de los pies y “vuelas”, etc.

Yo intentando ahorrar (durmiendo en mi ranchera por ejemplo) pero alquilando un coche 40 días, subiéndome al glaciar en helicóptero y alguna cosilla más me he gastado cerca de 3000 € en 6 semanas. A esto hay que sumarle el coste de un vuelo hacia aquí que raramente bajará de los 1000 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *